jueves, 21 de marzo de 2013

Rincones de León I: Plaza del Grano


Con esta entrada "inauguro oficialmente" una serie de ESTAMPAS de nuestra hermosa ciudad. Tengo una carpeta en el disco duro repleta de rincones fotogénicos de León que tengo la intención de ir compartiendo con "el mundo" poco a poco a través de este blog. Como no podía ser menos, arranco con uno de los lugares más pintorescos de la ciudad.



La Plaza de Santa María del Camino, popularmente conocida como la Plaza del Grano, está ubicada en el corazón del casco antiguo.


Además de su característico empedrado de "cantos de río" (recientemente en boca de todos por la polémica sobre obras de remodelación -se pide que sea declarado Bien de Interés Cultural-), cuenta con la fuente de los "angelotes", construida por Félix Cusac y José Velasco en el año 1769, en representación de la confluencia de los ríos Bernesga y Torío, y sus dos grandes árboles recientemente "desmochados". También podemos observar un crucero de piedra sobre base cuadrada, rollo o PICOTA de la ciudad, que marca el lugar exacto de la aparición de la Virgen, un 9 de febrero.




La iglesia de Santa María del Camino (popularmente "del Mercado") remata la plaza al sur, y es la sede de Nuestra Señora del Camino la Antigua o "morenica del Mercado" (s. XV), patrona de la ciudad, que sale en procesión todos los Viernes de Dolores (estáis a tiempo de verla mañana).


El nombre de "Plaza del Grano" le viene dado por el comercio que en siglos pasados tenía lugar en ella de grano y otros productos del campo. En las fiestas de San Froilán es parada obligatoria de los carros engalanados, seguida de la tradicional degustación de la afamada morcilla leonesa.


El lienzo oeste de Plaza está ocupado por el convento de las Carbajalas, hospedería monástica y hogar del peregrino, donde se les acoge y se les sella el pasaporte en su camino hacia Santiago (la plaza forma parte del Camino de Santiago francés).


Como es tradicional en toda la zona antigua existen un par de establecimientos que colocan sus terrazas en el buen tiempo, para disfrutar de la tranquilidad de esta típica plaza leonesa, y sus soportales (está parcialmente porticada, ya que las nuevas construcciones, al igual que ocurrió en su día en la plaza de Santa Ana, no han mantenido esta característica).



Fue plaza de toros, con corridas famosas (en 1663 se cuenta que se celebró una para festejar la llegada de la lluvia en agradecimiento a la Virgen).

A continuación, ubico en Google Maps la plaza, para cuantos quieran visitarla:




Espero que os guste la serie que hoy comenzamos. Iré intercalando más rincones en "pequeñas dosis".



(c) Javier Díaz Barrera, 2013.