martes, 23 de abril de 2013

Una visita a los Ancares

Un par de veces al año, nos reunimos un grupo de aficionados a la fotografía procedentes de Galicia, Asturias y León para pasar un fin de semana juntos y (si cuadra) hacer alguna foto. Este fin de semana, la quedada tuvo lugar en los Ancares, entre las provincias de Lugo, Asturias y León.



Como siempre, decidimos quedar en un sitio "neutral", que nos viniese bien a todos, por lo que a las 10 de la mañana del sábado 20 de abril nos encontramos en Becerreá. Desde allí partimos para nuestra primera parada: Navia de Suarna. Dimos un pequeño paseo por la localidad e hicimos alguna foto al puente romano y al castillo, al que tan "estéticamente" le han añadido una planta. A los pies del puente hay un hórreo que probablemente sea el que tiene los pilares más altos del mundo.


  






De camino a nuestro siguiente destino, Piornedo, hicimos un alto para sacar el paisaje, aprovechando, cómo no, para hacer algún retrato...





Ya en Piornedo, hicimos una visita al interior de una palloza, lo que, como reza en su placa, supone un viaje al pasado (no muy lejano: años 50-60), como podréis apreciar por las fotos (todas realizadas con el MFNR de la A77, a 12800 ISO). La palloza que visitamos, Casa "Casoa" es atípica por su tamaño (300 metros cuadrados) y disposición, con dos plantas y habitaciones separadas. En las fotos podéis ver la cocina, el dormitorio de dos camas, el pajar y la sala común, donde hay un molino, un horno y está llena de aperos agrícolas y multitud de objetos cotidianos de todo tipo.


 




Luego dimos un paseo por la aldea prerromana, que en una de sus plazas tiene un árbol muy singular, completamente lleno de "bultos" en lo que supongo fuese un ataque en toda regla de algún hongo parásito que acabó con él. Además de la palloza que visitamos existen multitud de hórreos y otras construcciones de "teito" distribuidas por todo el pueblo.








 Medio en broma, medio en serio, había llegado la hora de comer, por lo que nuestra siguiente parada fue en el CTR de Balouta. No quiero alargar esta entrada con fotos de la comida y retratos (quien lo desee puede verlos en el "post oficial de las fotos de la kdd", en el foro AlphaSpain.


En los alrededores del restaurante nos sorprendió la intensa floración de los Capilotes o narcisos silvestres (Narcissus pseudonarcissus), por lo que no pudimos resistirnos a hacer alguna foto... Tengo más fotos de pruebas de objetivos, retratos y macros, pero, como antes, os remito al post del foro para no sobrecargar esta entrada...






Para llegar a nuestro siguiente destino, Vega de Espinareda, hemos de atravesar el Puerto de Ancares, con más de 1600 msnm, y como todavía había nieve, decidimos parar en el alto, aprovechando para hacer alguna panorámica y estirar las piernas (...y seguir haciendo retratos).





Antes de llegar a Vega de Espinareda, paramos en Sésamo, donde hubo gente que se despidió, ya que no podían quedarse a dormir. Las Pinturas Rupestres de Sésamo fueron hace tiempo noticia en los medios, por lo que nos acercamos a conocerlas... un tremendo "chasco", ya que tales pinturas, o las han expoliado, o son muy difíciles de ver a simple vista. Aún así, alguna "apareció". De todas formas, el entorno es precioso, aunque no haya pinturas rupestres merece la pena el paseo. Incluso pudimos apreciar un fenómeno no muy corriente como es el halo solar, producido por cristales de hielo en nubes a gran altitud.






En Vega descansamos de la "dura" jornada tomando unas cañas y nos encaminamos hasta el albergue de Burbia para cenar y pasar la noche.

A las siete de la mañana del domingo ya estábamos en pie (da fe de ello la foto de larga exposición de este tractor que estaba cerca del albergue, mientras se duchaba la gente) para nuestra última visita del fin de semana: el Castro de Chano, cerca de Peranzanes. Habíamos concertado una visita guiada al área de interpretación y fue sumamente interesante conocer cómo se fabricaban las pallozas, las herramientas utilizadas por los pobladores (siglos I a.C. - I d.C.), y su modo de vida en esa tierra tan pobre.










Como estábamos cerca e íbamos bien de tiempo, decidimos acercarnos hasta el último pueblo de la provincia de León por esta frontera: Guímara.



De camino a Fabero, donde haríamos la comida de despedida (dicho sea de paso, en Casa Velasco, altísimamente recomendable si vais por allí), paramos a conocer el Santuario de la Virgen de Trascastro, del siglo XVI, muy cercano a Peranzanes. Mientras esperábamos por la mujer que nos abriese el santuario para ver su interior, nos dio tiempo a hacer algún retrato a contraluz y a jugar con este simpático perro...



Después de comer en Fabero, cada cual se fue para su tierra y para su casa. Si queréis ver más fotos de la quedada, os remito de nuevo al "hilo oficial", donde los compañeros pondrán las suyas y habrá más retratos y puntos de vista de los demás asistentes.

Espero que os haya gustado el pequeño recorrido. Hasta la próxima.

Salud.